Me levanté con el pie izquierdo por culpa del virus

Categorías
Sobre el autor de este texto: Jonas Merz trabaja en running.COACH y es responsable del soporte y la comunicación. El año pasado completó el Göteborgsvarvet (21 km) en un tiempo de 1:11:57. Decidió volver a correrlo al comienzo de este año. Según él mismo, su forma actual está incluso mejor que el año pasado. En consecuencia, su decepción por la cancelación de la carrera por culpa del Coronavirus es enorme.

 

Lo vi venir. Pero como con todas las amenazas primero pensé que nunca me afectaría personalmente. También mantuve la calma cuando el virus se propagó lentamente en Italia. Sin embargo, la percepción del peligro se hizo más real cada día y comenzó a sentirse como en las clases de francés cuando nuestro maestro revisó las tareas y eligió al azar a los alumnos de la clase que tenían que presentarlas. INo estando preparado la amenaza se acercó con cada compañero de clase marcado.

Primero fue Survival Run Thun que me afectó principalmente debido a la asociación con running.COACH, luego el Maratón de Barcelona y ahora el virus me golpeó en el corazón. Mi principal competencia, el Göteborgsvarvet ha sido pospuesta indefinidamente hoy. ¡Duele! ¡Especialmente porque mi forma estaba realmente en bien!

Por supuesto, era un poco iluso pensar que el medio maratón más grande del mundo (alrededor de 65,000 registros solo en la clase de medio maratón) no se vería afectado por el virus. De alguna manera, creía que los suecos ya encontrarían un lugar para COVID-19 en su sistema social. Integración en lugar de confrontación, o algo así.

«Atletas por fases»

La cancelación en sí misma no es un gran problema para mí. Corrí el año pasado y en consecuencia el virus no afectó mi debut. La situación es más dramática para mi motivación de entrenamiento. Como autoproclamado «atleta en fases», tengo el problema de que solo puedo mantener un entrenamiento enfocado con volúmenes e intensidades de entrenamiento específicos en cada ciclo. Fuera de estas fases o ciclos entreno sin rumbo. Esta  fase generalmente dura unos cinco meses. El virus ahora me obliga a actuar. Tengo tres alternativas:

1.- Continúo entrenando hasta la nueva (aún desconocida) fecha de competencia y corro el riesgo de perder la motivación del entrenamiento en el camino.

2,. Cancelar el entrenamiento planificado y entrenar un poco a medias y luego vuelvo al entrenamiento específico.

3,. Buscar una competencia alternativa para dicha fecha.

¿Cómo le digo a running.COACH?

En la  opción tres el asunto es relativamente simple: aquí simplemente elimino la competencia principal existente y la reemplazo por la nueva (después de los cambios, el plan siempre recalculará). Mi plan de  running.COACH me puede ayudar con esto.

No recomendaría la opción dos a nadie. Esto se lo dejamos a los «atletas competitivos por fases».

Con la opción uno, elimino la competencia principal original del sistema y la agrego nuevamente en la fecha de aplazamiento. Aquí, también, el plan debe ser recalculado. Si la competencia está almacenada en nuestra base de datos, simplemente puede esperar hasta que se actualice la fecha. Esperemos que esto suceda pronto. Le invitamos a ayudarnos con las actualizaciones e informar una fecha actualizada del evento tan pronto como se conozca (info@runningcoach.me).

¿Correr entrenando durante la epidemia de la Coronavirus?

Definitivamente continuaré entrenando siempre que me mantenga saludable. No tengo que estar entre la multitud para eso: evitar el gimnasio, no es tan difícil de todos modos. También estoy firmemente convencido de que moverme al aire libre puede fortalecer mi sistema inmunológico.

En este sentido, ¡sigue corriendo!

Nota: La recomendación de seguir corriendo es para aquellos países donde esté permitido hacerlo. Siempre siga las ordenanzas y decretos de su país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *