Categorías
Entrevistas General Medical Corner

Protección solar y carrera: consejos de expertos 

Correr frecuentemente te expone al sol durante largos períodos de tiempo. Pero, ¿cuál es la mejor manera de protegerse de la luz solar directa? En una conversación con el Prof. Dr. Christian Surber pudimos aclarar algunos aspectos sobre el tema de la protección solar y el ejercicio. 

Prof. Dr. Christian Surber, Doctor en dermatofarmacología y farmacología hospitalaria; Profesor asociado e investigador en las clínicas de dermatología de los hospitales universitarios de Basilea y Zúrich. Su investigación se centra en la prevención y el tratamiento del cáncer de piel. Es experto en protección solar de la Sociedad Suiza de Dermatología y Venereología. 

 

¿Cuáles son los problemas relacionados con la protección solar y el entrenamiento? 

Actividades como montar en bicicleta, senderismo o correr suelen realizarse bajo la luz directa del sol, por lo que es importante protegerse adecuadamente, sobre todo en verano. Uno de los principales problemas es la gran cantidad de protección solar que se pierde al nadar o secarse el sudor. Los factores “climáticos” y de “desgaste” solo pueden neutralizarse mediante la reaplicación regular de protector solar. El uso de gorras, ropa con mangas, guantes y anteojos de sol también es un medio de protección muy eficaz. 

¿Qué factor de protección solar es el más adecuado? ¿Qué SPF debe usarse y bajo qué condiciones? 

Para actividades deportivas al aire libre se recomienda utilizar productos con un factor de protección solar (SPF) de 50 y superior (50+). Además del SPF (la principal característica de rendimiento para la protección en el rango UV-B), es importante asegurarse de que el producto también proteja en el rango UV-A. Esto se puede reconocer por el logotipo UV-A en el empaque: un círculo con «UVA» escrito en el interior. 

sunscreen

¿Cómo aplicar correctamente la protección solar? 

El rendimiento de protección solar declarado en un producto se basa en pruebas de laboratorio realizadas en voluntarios. En estas pruebas, la protección solar se mide con 2 mg de producto por cm2 de piel. Normalmente, aplicamos la mitad (o menos) sobre la piel. Además, a menudo se pasan por alto áreas importantes de la piel (como las orejas y la frente). Es recomendable aplicar la crema solar dos veces antes de salir al sol (¡la segunda vez, es necesario cremar las áreas olvidadas!). 

¿Hay productos específicos para deportes en el mercado con fórmulas resistentes al agua y al sudor? 

La resistencia al agua de un producto de protección solar se evalúa mediante una prueba estandarizada en voluntarios en un laboratorio. Si, después de dos periodos de 20 minutos en la piscina, el factor de protección solar sigue siendo del 50 % del valor SPF declarado, el producto se clasifica como “impermeable”; después de cuatro períodos de 20 minutos, la clasificación es “extra impermeable”. La medición de la resistencia a la transpiración no está estandarizada. Sin embargo, no se debe confiar ciegamente en estas clasificaciones y se recomienda volver a aplicar el protector solar después de cada secado. 

¿El protector solar solo es efectivo después de media hora? 

A menudo se recomienda aplicar protector solar en la piel de 20 a 30 minutos antes de la exposición al sol. La gente concluye erróneamente que el protector solar solo es efectivo después de este tiempo. ¡La razón de esta recomendación es diferente! La mayoría de los protectores solares contienen componentes volátiles como agua y alcohol. Solo después de que estos componentes se han volatilizado, el producto de protección solar se “pega” a la piel. 

¿Puedo dejar de usar protector solar una vez que esté bronceado? 

El bronceado es un mecanismo de protección de la piel frente a los rayos UV. Sin embargo, su poder protector es muy débil. A pesar del bronceado, nunca debes dejar de protegerte del sol con protector solar. Utiliza siempre productos con el factor de protección solar más alto posible (SPF 50+) durante las actividades deportivas al aire libre. 

A menudo se teme que una protección solar muy alta pueda comprometer la producción de vitamina D en la piel: ¿Es esto cierto? 

Los protectores solares no interfieren con la producción de vitamina D en la piel porque nunca bloquean por completo la entrada de los rayos UV (para obtener más información, ver el video Sunscreens: SPF50 protects five times better than SPF10. Además, los protectores solares casi nunca se aplica en la cantidad necesaria (2mg/cm2) para conseguir el factor de protección solar indicado. Son muchas las situaciones de la vida diaria en las que la piel se expone a una luz solar moderada que permite la producción de vitamina D. La edad disminuye la capacidad de producción de vitamina D. La vitamina D «faltante» puede complementarse fácilmente (p. ej., con gotas Vi-De 3®). 

¿Cómo saber si la piel está dañada? 

La piel con fotodegradación aparece principalmente en la cara, orejas, calva, escote, antebrazos y dorso de las manos con manchas marrones y blancas. Posteriormente, los signos del envejecimiento de la piel se hacen cada vez más evidentes. También se pueden desarrollar diversas formas de cáncer de piel. La piel dañada por la luz se puede visualizar en detalle con una cámara UV. Para obtener más información, ver el video How The Sun Sees You. 

¿Son peligrosas las nanopartículas en los protectores solares? 

Los protectores solares están presentes en los productos de protección solar, ya sean disueltos como moléculas individuales o suspendidos como nanopartículas o micropartículas. La mayoría de los productos de protección solar del mercado contienen moléculas filtrantes disueltas. Desafortunadamente, existe un miedo generalizado a muchas cosas que contienen la palabra “nano”. En el contexto de los protectores solares, a menudo se sospecha que las partículas penetran en la piel y causan enfermedades en el cuerpo. A diferencia de las moléculas filtrantes disueltas, los protectores solares que son nanopartículas o micropartículas NO PUEDEN penetrar la capa superior de nuestra piel (estrato córneo). Las nanopartículas o micropartículas son demasiado grandes en comparación con las moléculas de filtro disueltas. Por lo tanto, los productos de protección solar que contienen nanopartículas o micropartículas se encuentran entre los productos más confiables. 

¿Hay algún producto que no recomendarías? 

Hay una gran variedad de productos disponibles en la actualidad. Lo más importante para cualquier consumidor o paciente es encontrar un producto con el que se sienta bien y sea cómodo de aplicar sobre la piel. En general, no se recomiendan los productos de protección solar en aerosol. Primero, porque cuando rocía pierde alrededor de un tercio del producto en la atmósfera; segundo, muchos productos en aerosol contienen componentes que se evaporan rápidamente y el producto permanece concentrado solo localmente; y tercero, contrariamente a lo que se anuncia, incluso los productos en aerosol generalmente deben aplicarse a la piel con la mano. 

¡Nos gustaría agradecer al Prof. Dr. Christian Surber por la interesante conversación y los hechos esclarecedores!  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.